JAPÓN ECONOMÍA

La modernización de Japón fue beneficiada por la abundante y mal pagada mano de obra que existía en el Meiji. El país comerciaba principalmente con artículos baratos y derivados del carbón.
En 1950 surgió el "milagro económico japonés" que dependía principalmente de la importación de energía (petróleo) , inversiones, el ahorro y la ayuda de las grandes empresas.
Japón compensa en gran parte la insuficiencia de su agricultura con la pesca, la cual se ve beneficiada por la longitud de sus costas, y las aguas ricas en plancton.

Aunque la pesca de la costa es practicada en su mayoría por pequeñas empresas artesanales, lo esencial de la captura se hace por medio de barcos grandes que operan en mares de todo el mundo, cabe mencionar que por este motivo, el país ocupa el puesto número 1 a nivel mundial, en acuacultivos. Además el país ocupa primer lugar mundial en la producción de: Vehículos de turismo, Vehículos comerciales, Motos, Construcción naval, Televisores y Magnetoscopios.

El sector primario ocupa las labores de agricultura y pesca, el sector secundario de la economía se basa en la industria y más de la mitad de la población activa se dedica a los servicios.

La industria japonesa está controlada por un número reducido de grupos poderosos, que en realidad son los antiguos llamados zaibatzu reconstruidos desde 1950. Sus principales empresas transnacionales son Toyota y Nissan; en la industria automotriz, Hitachi y Matsushita; en los ensambles eléctricos, y Nippon Oil en la industria petrolera (tratamiento y comercialización del crudo importado).

En este país, donde el capitalismo impera, el Estado se muestra flexible por medio del MITI (Ministerio de Comercio Exterior y de la Industria). El Estado se muestra abierto a sugerencias y aportaciones que puedan dar las empresas privadas para los modelos económicos que se desarrollaran en el país.

Uno de los más recientes éxitos japoneses radica en el desarrollo de tecnología de punta: electrónica, informática, óptica e incluso relojería ya que el Japón logró desplazar a Suiza en este ámbito.

La exportaciones del país representan no mas del 15% del valor de la producción nacional, a pesar de que Japón ya está casi nivelado con Alemania que es considerado el segundo exportador mundial.

Los principales socios comerciales con que cuenta Japón son: Estados Unidos, La Unión Europea y el sudeste asiático (Corea del Sur, Taiwan, Singapur y Hong Kong).

Las organizaciones económicas a las que está asociado este país son: FMI (Fondo Monetario Internacional), APEC (Foro de Cooperación Económica de Asia Pacífico), OECD (Organización para la cooperación y el Desarrollo Económico). Además pertenece a las Naciones Unidas, el GATT/OMC (Organización Mundial del Comercio).

En cuanto a bloques mundiales, Japón está dentro del grupo de los 5 (Francia, Estados Unidos, Alemania, Japón e Inglaterra), la función de este grupo es denominar juntas entre el ministerio de finanzas y el Banco Central, el de los 7 (igual al anterior, sólo de agregan Canadá e Italia) y el de los 10 (igual al de los 7 incluyendo ahora a Bélgica, Holanda y Suecia). Además de ser el dirigente del bloque del Este Asiático, el cual está conformado por los 4 tigres asiáticos (Taiwan, Corea del Sur, Hong Kong y Singapur) además de la República Popular de China.Este país pertenece también a la llamada Cuenca del Pacífico, países que colindan con oriente asiático y los del litoral del pacífico.

A pesar de su crecimiento económico, Japón no ha afectado su calidad de vida ni el bienestar de la población. El "culto a la empresa" obliga a grandes sacrificios que en otros países desarrollados no se llevan a cabo.


La riqueza minera es importante y posee una verdadera tradición que se remonta al siglo XVII, cuando los portugueses exportaban del país 600 barriles de oro puro cada año, y que también los holandeses realizaban comercios similares. Las valiosas minas de oro de Sado han quedado agotadas después de aquella explotación que se prolongó durante centenares de años.
La producción minera de mayor importancia es la del carbón, de unos 55 millones de toneladas métricas por año, aunque este volumen de producción resulta muy inferior al de los grandes países industriales y es una de las fallas de la economía japonesa. Siguen en